Mayordomo Polla Grande y La Esposa del Jefe

Vio cuando ella tomaba el dinero, pero el mayordomo polla grande no la delatará, acusado injustamente recibe merecidas disculpas. No es extraño ver a una joven de 23 años casada con un millonario, mas si está tan buena como Patty Michova. Aunque antes de seguir, tengo que pedirte que no te pierdas el lechazo final. Ya estás enterado así que sigamos con esta historia de calumnias e injurias donde hay una sola víctima, Danny D..

Aunque no podemos decir que es el discreto y callado empleado, pero esta vez no fue él. Pasa que las pruebas quedarán a la vista cuando vio la puerta de la habitación entre abierta. La señora de la casa se está vistiendo, con sus jugosas y duras tetas a la vista. Tanga azul del mas costoso encaje se entierra por entre nalgas de firme juventud. Eso es lo que se queda mirando el mayordomo polla grande en profundo silencio.

Pero no se da cuenta que ella ya lo ha visto y en poco lo meterá en problemas. Patty continuará con lo suyo eligiendo un vestido blanco muy sexy que dibuja sus curvas mejor que un artista. Tacos altos completarán el vestuario y creyendo que ha terminado casi se retira. Sin embargo, asomarse nuevamente lo dejará como cómplice de algo inesperado. Resulta que esta mujer ha osado meter manos en la billetera del marido sin pedir permiso.

Si hombre, ha robado y con un gesto de silencio deja en complicidad al ocasional espectador. Pero mas tarde, cuando la señora no está en casa, escucha los gritos de un enardecido jefe. Comenzó a echarle la culpa del faltante de dinero y como buen caballero no la delató. Por suerte, en pleno reto ella regresa de gastar lo sustraído donde al verlo acorralado reconoce haberlo hecho. Claro que eso lo dejó exonerado, aunque ella tiene la necesidad de disculparse mas a fondo.

Será cuando el marido se disculpe que podrá llevarlo a otra sala donde conocerá el pollón de Danny. Como pudo se la encajó en la boca, chupó como cerda y dejó que haga palanca en sus cachetes. Le comió esas duras tetas, luego la puso en cuatro estacionando el enorme perno justo al centro de la concha. Recorrerán cada rincón hasta lo harán por el sillón preferido del esposo. Luego en cuclillas sobre la mesa siente como las pelotas rebotan como locas contra sus papos.

Ahora si, ha llegado el momento anunciado, el chorro sale con fuerza directo al ojo de la esposa del jefe.

Agregado el: 05/11/2022Visto: 2.870 vecesPornstar:



×